Equipamiento y Opciones

Tras conocer al nuevo BMW Serie 4 Coupé, llega el momento de conocerla versión más “hedonista”, la creada para disfrutar a cielo abierto. Se trata del BMW Serie 4 Cabrio 2017, que se actualiza para seguir estando a la altura de otros descapotables de tamaño medio. El diseño recibe algunas pinceladas y mantiene su elegancia y deportividad. Su capota de lona se abre en 18 segundos, incluso en marcha siempre que no se superen los 50 km/h.

En el habitáculo hay tres tipos nuevos de molduras y otras tantas tapicerías, por lo que habrá más posibilidades de personalización. Los aireadores del climatizador y los controles de las puertas tienen un marco galvanizado y en esta carocería convertible, también el interruptor para el techo y las guías para el cinturón de seguridad en los asientos delanteros. El tamaño se mantiene y el maletero tiene 370 litros con la capota puesta y 220 litros con ella quitada.

El BMW Serie 4 Cabrio tiene un equipamiento de serie que está a la altura y se puede complementar con hasta cuatro líneas de acabado. Comienza el Advantage que incluye extras como ayudas al aparcamiento o el paquete Executive. Le sigue el acabado Luxury con distintos diseños de llantas y tapicerías. El acabado Sport también aporta molduras y llantas más deportivas, mientras que el M Sport tiene una carrocería más agresiva y la suspensión deportiva M.

La gama de motores es muy amplia en este descapotable. En diésel nos encontramos las versiones 420d con 190 CV, la 430d con 258 CV y la 435d xDrive con 313 CV. Por el lado de la gasolina están los 420i de 184 CV, el 430i de 252 CV (puede ir con xDrive) y el 440i de 326 CV (también puede combinarse con xDrive).

 

Todas las mecánicas tienen opción entre el cambio manual y el automático Steptronic y los más potentes pueden llevar la tracción total xDrive. Por encima se sitúa el potente BMW M4 Cabrio.