Equipamiento y Opciones

El primer primer coupé de cuatro puertas en la gama media de la marca se presentó en abril de 2014. Ahora el BMW Serie 4 Gran Coupé es un producto maduro de que se acaba de presentar una renovación ligera para seguir plantando a su principal rival: el Audi A5 Sportback 2017. Este modelo mantiene la línea más deportiva que la del Serie 3 y ahora incorpora de serie unos nuevos faros delanteros LED y paragolpes rediseñados.

 

En el interior los cambios son sutiles y se limitan al uso de nuevos materiales y otros detalles. La calidad sigue siendo cuidada y la tecnología es muy completa y actualizada. La ventaja de este Gran Coupé es su mayor espacio interior. Cuenta con más altura en el interior y un maletero con facilidad de carga y 480 litros de capacidad (como el del Serie 3), aunque las plazas traseras seguirán siendo bastante justas si viajan tres adultos.

El BMW Serie 4 Gran Coupé cuenta con un equipamiento que se estructura en torno a los acabados Advantage, Luxury, M Sport y Sport. En función del que se escoja, cambian algunos aspectos del exterior (parrilla, llantas, embellecedores...) y del habitáculo (materiales y aspecto). Como novedades, por primera vez puede contar con una zona de carga inalámbrica (bajo el reposabrazos) y también un punto de acceso a internet.

En cuanto a la gama de motores del Serie 4 Gran Coupé, prácticamente se mantiene respecto a su antecesor. En gasolina encontramos el 420i de 184 CV, el 430i de 252 CV y el 440i de 326 CV. Entre los diésel están el 418d de 150 CV, el 420d de 190 CV, el 430d de 258 CV y el 435d de 313 CV.

 

En la mayoría de mecánicas se ofrecen el cambio manual de seis velocidades y el automático Steptronic de 8 marchas. Del mismo modo, en muchos casos se puede escoger la tracción total xDrive